Fue construida por los mismos pobladores y su sacerdote. Se inauguró en 1870. En su altar se venera a San José, patrono del pueblo. En el interior de la iglesia hay una astilla de la cruz de Cristo, obsequio enviado desde el Vaticano. Para ingresar se debe coordinar con las monjas del claustro.

La iglesia está ubicada frente a la plaza de Pachía.

Recomendaciones

Te puede interesar