Su nombre proviene de los vocablos quechuas Ahuashi, que significa canta; y Yacu, que es agua. La traducción sería Agua cantarina o Agua que se ríe.

Esta caída de agua, de 40 m de altura, se ubica en el Área de Conservación Regional Cordillera Escalera, a 456 m s. n. m.

Las aguas discurren sobre una roca rodeada de tupidos helechos, orquídeas y diversas especies de árboles. En los alrededores, se encuentra una gran variedad de mariposas, aves e insectos. Durante ciertas temporadas, se puede observar al gallito de las rocas, ave nacional de Perú.

Además, es un lugar propicio para practicar diferentes deportes como el buceo y nado.

Recomendaciones

Te puede interesar