En Vilcauta hay una enorme puerta labrada en roca de 7 m de largo por 7 m de alto, con dos pilares a los costados, ambos tallados en bajo relieve. Al centro, hay una puerta más pequeña. Las leyendas del lugar cuentan que es la entrada a otros mundos, a otras dimensiones.

Muchas personas llegan a Vilcauta para realizar rituales místicos y esotéricos.

Recomendaciones

Te puede interesar