Esta reserva de apenas 58 069.9 ha protege la mayor concentración de bosques de arena blanca o “varillales” conocida en la Amazonía peruana, donde viven numerosas especies únicas de plantas y animales. También protege una muestra de los bosques inundables por las aguas negras del Nanay, únicos en la Amazonía peruana. Esta reserva contiene una enorme y peculiar riqueza biológica, y destacan numerosas especies de plantas y animales endémicos y de distribución restringida, muchos de ellos todavía sin descripción científica.

Se han registrado hasta el momento más de 1780 especies de plantas, 522 especies de mariposas, 155 especies de peces, 83 especies de anfibios, 120 especies de reptiles, 476 especies de aves y 145 especies de mamíferos, entre las que destacan dos especies endémicas de primates Huapo ecuatorial y Tocón negro (Callicebus lucifer). Continuamente son descubiertas nuevas especies de plantas y animales.

Entre las aves destacan dos decenas que solo habitan en bosques de arena blanca y que eran desconocidas en el Perú hasta hace apenas un lustro.

Recomendaciones

Te puede interesar