Impresionante ecosistema costero de 335 hectáreas de extensión. Comprende desiertos, playas, islas, acantilados y litoral. Este hábitat protege a pelicanos, flamencos, pingüinos, delfines, lobos marinos e infinidad de peces y crustáceos.

Por sus numerosos atractivos naturales y arqueológicos, los turistas visitan la reserva. El Centro de Interpretación ofrece una interesante explicación de la biodiversidad.

Recomendaciones

Te puede interesar