Son minas de sal cuya explotación es tan antigua como el Tahuantinsuyo. Los pobladores encauzan el agua salina que emana del suelo -de un ojo de agua denominado Qoripujio- hacia pozas en las que, por efectos del sol, se evapora dejando en la superficie la sal que luego es tratada para venderse en el mercado local.

Recomendaciones

Casa del Inca Garcilaso de la Vega – Museo Histórico Regional
Cusco

Casa del Inca Garcilaso de la Vega – Museo Histórico Regional

Más información

Te puede interesar