Parte de su encanto son las casonas coloniales que aún conservan su arquitectura tradicional, como la Municipalidad Provincial de Chachapoyas, la Basílica Catedral San Juan Bautista y la Escuela de Primeras Letras. En la parte central destaca una pileta de bronce que data de mediados del siglo XIX.

Recomendaciones

Te puede interesar