A solo unas horas de Lima se encuentra la mezcla perfecta de aventura y relax. Ica es más que solo un buen pisco: disfruta de sus playas, valles y del increíble oasis de la Huacachina todo el año y atrévete a realizar sandboard sobre las dunas o recorre los inmensos desiertos en un tubular.
No esperes más y descubre todo lo que esta región tiene para ofrecerte.